jueves, 27 de octubre de 2016

Palmera canaria - Phoenis canariensis - en Vivero Parque del Alamillo


Familia: Arecaceae, antes Palmaceae
Origen: Endémica de las Islas Canarias
Una de las palmeras más extendidas en el mundo y muy común en zonas cálidas y mediterráneas

Es de menor tamaño, que la dactylifera puede llegar a los 15-20 metros en estado silvestre y entre 10 y 15 si es cultivada, es de moderado crecimiento

Tiene un único tronco muy robusto, cubierto con las cicatrices de las hojas en forma de diamante

Sus hojas color verde son pinnadas, con los segmentos en forma de V, característica de todo el género, las hojas más bajas tienen espinas, su tamaño 3- 6 metros de largo, con apariencia colgante, en las copas de las palmeras maduras puede haber más de 50 hojas 


La flor aparece entre las bases de las hojas, son pequeñas y de color amarillento, existen pies masculinos y pies femeninos por lo que es una palmera dioica


Su fruto: ovoideo, de color anaranjado cuando está maduro, aunque es comestible es menos sabroso que el de la Palmera datilera


Florece entre septiembre y diciembre y fructifica en el otoño del año siguiente

Semilla, la misma forma que la del dátil, pero con los extremos redondeados, germina con facilidad en pocas semanas, necesita mucho espacio para desarrollarse.

En España se cultiva en toda la zona mediterránea y en lugares protegidos de la zona continental.

Necesita un suelo bien drenado pero que mantenga un cierto grado de humedad, le gustan los sitios a pleno sol, puede vivir cerca del mar, y una vez afincada soporta la sequia

Muy utilizada para decorar avenidas, hay que tener en cuenta su tamaño

Se multiplica por semilla y es muy longeva  

Su nombre genérico corresponde al nombre latino de la palmera datilera, Phoenix dactylifera, el especifico se refiere a su lugar de procedencia.

Picudo rojo / Rhynchophorus ferrugineus, oliver

Desde hace ya bastante tiempo la palmera está siendo atacada por un escarabajo, coleóptero,   llamado el Picudo rojo o Curculionido ferruginoso  y originario de  las regiones tropicales del Sudeste Asiático y Polinesia,  y que se ha extendido también a gran parte de zonas subtropicales. Por ser nuestros principales proveedores de  palmeras, nos interesan especialmente Arabia Saudí, Egipto, Irán y Marruecos. 
El primer caso detectado  en España fue en Almuñécar  (Granada) de allí se ha ido extendiendo a  las zonas costeras y luego a diversos puntos del interior como Sevilla  Córdoba y Jaén , expandiéndose a la comunidad Valenciana, , Murcia, Canarias, Cataluña y Baleares, siguiendo su expansión a otros países como Portugal, Francia, Italia, Chipre y Grecia

De él podemos decir que tiene un considerable tamaño, entre  2 y 5 cm , su rostro alargado en forma de pico, y un color característico, pardo rojizo, que da lugar a su nombre “Curcoliónido ferruginoso”, “picudo o gorgojo rojo”, posee un número variable de manchas rojas sobre su parte dorsal . y el macho tiene un tupe de pelos sobre el pico. 
Puede desplazarse  a largas distancias volando, aunque se comporta generalmente como sedentario y es activo durante el día
Sus huevos de forma ovalada, blanduzcos y de entre 1 a 2,5 mm. No son faciles de detectar
La hembra puede hacer una puesta de entre 300 a 400 huevos que deposita en el tejido blando de las palmeras o heridas de estas

La larva es de color crema, carece de patas y destaca por su gruesa cabeza marrón oscuro, posee unas fuertes mandíbulas con la que logra alimentarse  
Forma un capullo cilíndrico con las fibras que reúne y amasa que se denomina pupa, allí se produce la transformación
Dado que su ciclo se desarrolla en el interior de la palmera, no es fácil detectar  su presencia.
Al ser la palmera   un vegetal que no ramifica, si la  entrada de este individuo es  por la corona, zona cercana al punto vegetativo,  es mucho mas vulnerable y los síntomas se detectan antes, presentándose un daño  generalmente no recuperable
Si la penetración se produce a través de heridas producidas por la poda en zonas del tronco, el daño no es tan grave, pues podría controlarse si se coge a tiempo
Generalmente la posición y caída de sus hojas nos avisa de su infección, pero también podemos  detectarla al escuchar el ruido de sus larvas al  comer, audible si la palmera está muy infectada,  el olor que produce la pudrición  si el ataque es importante,  y sobre todo  que en los orificios de salida se produce una exudación viscosa y rojiza
El mayor daño es la muerte de la palmera,  pero tampoco podemos olvidar el  aspecto estético que puede producir cuando al ser detectada la infección a tiempo es tratada y controlada, todo depende de que  el ápice de crecimiento haya o no sido afectado.
Para controlar la infección del picudo se recomienda evitar las heridas, que es la parte  más vulnerable al ataque,  recomendando practicar la poda en la época fría en que el escarabajo adulto tiene menos actividad
Si se produce una herida cubrirla con alguna pasta  cicatrizante e insecticida , yo esto lo recomendaría para todos los árboles (evitaría las pudriciones que observamos en nuestros árboles en la ciudad)
Evitar plantar  nuevas palmeras en las zonas afectadas, ya que la planta se debilita en el trasplante y lógicamente baja sus defensas 
También existen tratamientos preventivos,  a base de nematodos entomopatógenos y productos químicos  autorizados para su uso en las palmeras
Tratamientos curativos siguiendo un calendario pero siempre con productos autorizados
Y por supuesto el arranque y destrucción de aquellas palmeras que están muy afectadas y se ve es imposible su recuperación 

Si tiene una propiedad con palmeras y detecta algún síntoma que indique que la palmera está afectada  se recomienda ponerse en contacto con el departamento de parques y jardines de su ciudad o la delegación de Agricultura y pesca que le corresponda, quienes le asesoraran del estado de su palmera y de las medidas a seguir, caso de que la palmera no tenga solución y requiera ser talada, también le informarán de la forma de hacerlo y de deshacerse de los residuos evitando los contagios
A la hora de podarlas también requieren unas pautas como eliminar solo las hojas secas y caso de que haya que producir una herida, lo que ya indicamos aplicar una pasta  cicatrizante e insecticida
Aconsejable siempre pedir la ayuda de un experto, no solo para podas,  tratamientos, destrucción de ejemplares afectados sino también  aquellas personas que se dediquen a  la importación de plantas sensibles
Nuestro famoso picudo no solo ataca a las palmeras Phoenix dactylifera y canariensis sino a otra serie de palmeras, por lo tanto siempre pedir información a personas cualificadas  
En agosto del 2008 y en la  revista ABC se daba la noticia de “Frenan la plaga de picudo rojo con la aplicación de un microorganismo parásito”
El ayuntamiento de Espartinas  ante un escarabajo que había minado numerosas palmeras en diversos municipios del Aljarafe  había aplicado,  parece que con éxito, nematodos (microorganismos que parasitaban las larvas del picudo rojo) mezclados con abono a base de quitosano para vigorizar las plantas y reforzarlas ante los ataques del picudo (un gorgojo cuyo nombre científico es Rhynchophorus ferrugineus), tratamiento costoso en su aplicación, no solo por la altura de las palmeras y la necesidad de utilizar maquinaria especial, pero  se coloca un tubo en el tronco de la palmera del pie a la copa y mediante una máquina a presión  se introduce el producto en el árbol. Así trataron no solo las palmeras afectadas, sino los ejemplares  históricos, durante 6 meses y parece que los ejemplares tratados presentaba nuevamente un aspecto vigoroso, según el ayuntamiento, ellos creen que este tratamiento es eficaz
Con fecha enero de 2009 en el mismo ABC se da la noticia de que el tratamiento aplicado por el Ayuntamiento de Espartinas para terminar con el picudo rojo estaba siendo un éxito, que no ha pasado por desapercibido en otras localidades
Parece ser que este Ayuntamiento está trabajando para dar a conocer sus conocimientos y resultados. Según la Concejal de Medio Ambiente “es necesaria la actuación conjunta para frenar esta plaga y es fundamental hacerlo de forma organizada y efectiva”   
En la Unión Europea  han presentado un proyecto LIFE para proteger a la especie Phoenix, y para proteger el palmeral patrimonial del Aljarafe
Pero también encontramos noticias recientes, de hace tan solo un mes escaso  que nos dicen que el picudo rojo o curucolionido sigue de huésped en Chipiona, los ecologistas dan la voz de alarma de la situación por la que pasan las palmeras de Chipiona, Sanlúcar, Rota, La Línea, Algeciras,  debido a ese escarabajo., el Ayuntamiento dice sigue los protocolos establecidos
No sé si el tratamiento de Espartinas es efectivo o no, desgraciadamente ante las declaraciones de los políticos nunca podemos estar seguros de su veracidad, yo doy mi voz de alarma de que en Sevilla están cayendo palmeras, también he observado que algunas tienen puestas, creo que las llaman inyecciones,  como una especie de botella sujeta a su tronco
Pero, estimo que ante cualquier problema que ataque a nuestro patrimonio, en este caso arbóreo-vegetal, y en este caso muy valioso, las autoridades tienen el deber de actuar con seriedad y contundencia, no olvidéis además que son ciudadanos vivos de nuestras ciudades, aunque en esta no son ni demasiado apreciados ni estimados, pocos reconocen su valor, yo solicito se reconozcan sus derechos, que los tienen.

Que podemos hacer los ciudadanos, sencillamente, si observamos una palmera que presenta síntomas de estar enferma, llamar a la Delegación de Parques y Jardines, en Sevilla, teléfono 954625252, ubicada en el Pabellón Marroquí, av. Moliní, 4 - 41012 de Sevilla dando la situación exacta de la palmera supuestamente enferma


He estado en Villanueva del Ariscal, allí también ha llegado el picudo rojo, e invadido algunos ejemplares de palmeras, está  muy cerca de Espartinas, yo pregunto, de verdad, es efectivo el tratamiento ? 

En el Parque del Alamillo, también han resultado ejemplares infesados, algunos se han recuperado
Llevo un tiempo pensando algo que dijo esta tarde una amiga mía, relativo a la crisis que atravesamos, si hay carencia de medios económicos debe darse prioridades y (cuidado ella es muy amante y defensora de los parques y la naturaleza) las personas van delante de los parques. Le he dado, digo, muchas vueltas, y tiene su parte de razón, pero el cuidar los parques da jornales, y los jornales ayudan a las personas y creo es mejor pagar un jornal por un servicio que dar una limosna, yo personalmente lo preferiría, por lo que se pueden realizar ambas cosas, arreglar los parques y la ciudad en lo que se pueda y ayudar a las personas a que tengan unos ingresos que les son tan necesarios. Sin olvidarnos de exigir responsabilidades a quienes han originado esta situación y exigir devuelvan lo apropiado indebidamente o malversado. Esto sí creo sería una buena técnica de mejorar la situación económica y conseguiríamos no vivieran el resto de sus vidas riéndose de los ciudadanos apaleados y contemplando como pasan las nubes, esto no solo es escandaloso, es, intolerable