jueves, 21 de junio de 2018

Quercus suber - Alcornoque / En el Vivero del Paque del Alamillo



Familia: Fagaceae

Origen: Región mediterránea

Árbol monoico, perennifolio que puede llegar a los 20 m de altura con una copa relativamente baja, amplia y extendida, generalmente abombada y redonda sobre un tronco bastante corto, a veces inclinado, sinuoso y retorcido cuando vive aislado, siendo más recto y delgado cuando se halla en espesura. Es de rápido crecimiento y muy longevo

Hojas: persistentes, coriáceas, de color verde oscuro por su haz y tomentosas en su envés, de forma alargada y borde con dientes poco profundos

Flores: aparecen separadas, las masculinas en largos amentos colgantes y las femeninas en espigas provistas de 2-3 flores

Generalmente florece en tres épocas del año: abril a mayo – verano – otoño

Fruto: Aquenio (bellota), ovalada m con cúpula que la recubre hasta la mitad, con escamas lanceoladas y más sueltas y caídas que en la encina 

Se multiplica por semillas

Si corresponden a la primera floración se denominas primerizas o migueleñas, si son de la segunda, medianas o martinencas, de la tercera palomeras o tardías 

El principal aprovechamiento de este árbol es su corteza (corcho), que tiene infinidad de usos, es un tejido aislante que protege al árbol contra la perdida de agua , el exceso de temperatura y también de  los numerosos incendios que se producen en la región mediterránea . su madera es dura y pesada de ella se obtiene leña y carbón de buena calidad. Es muy roco en taninos para extraerlos se utilizan las ramas que se podan para abrir la copa y fomentar la producción de bellotas que sirven para alimentar el ganado porcino 

Corteza: las ramas jóvenes y los ejemplares pequeños poseen una fina capa de corcho surcada.  En los ejemplares viejos esta capa es mucho más gruesa, agrietada, esponjosa y de color blanco grisáceo. Esta gruesa capa puede ser arrancada cada 9 ó 10 años (para el aprovechamiento del corcho) La primera capa se llama bornizo, es poco elástica y posee poco valor, una vez eliminada esta capa, a los 20 años de edad, el alcornoque desarrolla una corteza (suber)  blanco de alta calidad, que puede ser explotada periódicamente cada 10 años. Cuando se le arranca la corteza, el tronco, se vuelve pardo-rojizo o amarillento, hasta que se desarrolla de nuevo su corteza. Únicamente se aprovecha el corcho de su tronco principal y en ocasiones de sus ramas inferiores


Es más exigente que la encina, le gustan los espacios cálidos, abiertos y con sol por ello se halla distribuidos básicamente por la cuenca mediterránea occidental, donde lo aprovechan para la obtención del corcho. Suele encontrarse acompañado de encinas y quejigos 

Encinas y alcornoques se diferencian principalmente por la corteza (corcho) y la hoja

Hibrida muy bien con las encinas dando lugar a mestos que reciben el nombre de Q.morissi Bros que poseen caracteres  intermedios pero no producen bellotas

El mayor alcornocal por su extensión se halla en Mamona (Marruecos)

Los ejemplares existentes en este vivero fueron donados por la Consejería de Medio Ambiente y procedían del Vivero de Dan Jerónimo