jueves, 15 de septiembre de 2016

Phoenix canariensis / Palmera canaria - Presente en el Vivero del Parque del Alamillo



Familia: Arecaceae, antes Palmaceae

Origen: endémica de las Islas Canarias

Es una de las palmeras más extendidas en el mundo, sobre todo en zonas cálidas y clima mediterráneo

Más pequeña que la dactylifera, puede alcanzar una altura de 15/20 m en estado silvestre y entre 10/15m si es cultivada, su crecimiento es moderado

Su único tronco aparece cubierto por las cicatrices de las hojas, tienen forma de diamante

Hojas: pinnadas, con los segmentos en forma de V, esto es característico de to el género, su color verde, las hojas más bajas poseen espinas, suelen medir entre 3/6 m de longitud, en la copa de la palmera suele haber alrededor de 50 hojas cuyo aspecto es colgante


Flores: entre las bases de las hojas, pequeñas y de color amarillento, masculinas y femeninas se hallan en distintos pies




Frutos; de forma ovoidea, color anaranjado cuando alcanza la madurez, menos sabroso que el fruto de la datilera, aunque es comestible y nutritivo y de él se obtiene la miel de palma

 

Semilla: conserva la forma del dátil solo que sus extremos aparecen redondeados y poseen un surco lateral, suele germinar en pocas semanas, necesitando mucho espacio para desarrollarse 

Muy utilizada para la decoración de avenidas, como con todos los árboles en la ciudad debe tenerse en cuenta su tamaño

Se multiplica por semilla y es muy longeva

En España se cultiva en toda la región mediterránea y en aquellos lugares protegidos de la zona continental

Necesita un suelo bien drenado pero que pueda mantener cierto grado de humedad, agrade estar a pleno sol, tolera la cercanía del mar y una vez que esta afincada puede soportar la sequia

Su tronco parece gustar a las ratas que le practican grandes oquedades


En la actualidad se ve atacada por una plaga de escarabajos denominados coloquialmente picudo rojo, su nombre científico Rhynchophorus ferrugineus Oliver, este escarabajo es capaz de matar a la palmera si no hay una rápida intervención sobre ella 

Posee una gran capacidad de expansión expandiéndose por el Mediterráneo, la tarea de vencerlo es de todo y cada uno y de actuar sin bajar la guardia, desgraciadamente en Sevilla se han perdido muchos ejemplares y alguno en el Parque del Alamillo

Cuando la palmera se ha abandonado y llega a un fuerte punto de infestación no solo debe cortarse, sino que debe destruirse y enterrarse para evitar que los huevos depositados por las bichejas alcancen vida y puedan seguir infestando

En la entrada al Cortijo, observamos los tubos de estar siendo tratadas, la del fondo se ha recuperado
La Junta de Andalucía dicto un decreto declarando a este escarabajo como plaga agresiva y estableciendo las medidas de obligado cumplimiento, que desgraciadamente no se han llegado a cumplir ni por las mismas administraciones