viernes, 25 de marzo de 2016

Parkinsonia aculeata - Palo verde - Espino de Jerusalén - en Vivero del Parque del Alamillo



Familia: Leguminoseae

Origen: América Tropical

Árbol de hasta 8 metros, caducifolio, con tronco y ramas lisas en color verde, copa aparasolada y follaje colgante

Ramas en zig-zag con espinas en los nudos  dispuestas de tres en tres

Hojas: caducas o perennes, dependiendo del clima, simples, alternas, bipinnadas, foliolos lineares a lanceolados, de color verde grisáceo y pequeño tamaño


Flores hermafroditas, agrupadas en inflorescencias  terminales axilares péndulas de 14-17 cm, cáliz con 5 sépalos, corola con 5 pétalos  desiguales amarillos con el interior moteado de rojo



Fruto, legumbre de 5-15 cm linear, comprimido, constreñido entre las semillas, a menudo retorcido, pardo-oscuro, dehiscente. _Florece de mayo a septiembre fructifica en otoño


El fruto es comestible, con buen sabor y es consumido en el mundo rural,

Es muy aceptado por el ganado como forraje ya que contiene proteínas

Posee propiedades medicinales, siendo antiepiléptico, febrífugo y abortivo, se utiliza la infusión de sus hojas, de su corteza con limón y azúcar  para hacer un jarabe contra la tos.

Se multiplica por semillas, esquejes y está considerada como especie invasora por la Consejería de Medio Ambiente,


Soporta bien el frio, el viento y la contaminación, necesita escaso mantenimiento, se multiplica por semillas que germinan con facilidad convirtiéndola en una especie invasora, en Australia, donde fue introducida como ornamental, llego a convertirse en maleza, por la facilidad en que se expande, además sus frutos flotan, con lo que en inundaciones llegan a grandes distancias, puede llegar a forman matorrales inaccesibles
Hoy se utilizan métodos para controlar la propagación, como el control biológico por insectos que se alimentan de la semilla, el fuego y los herbicidas.

Es peligroso plantarlo en zonas de paseo de personas, salvo que se corten las ramas más bajas, con frecuencia, debido a las numerosas espinas que posee.

Si lo plantamos de forma asilada nos mostrara la belleza de su floración,  que es muy llamativa, con todo su esplendor

Su nombre genérico está dedicado al farmacéutico y botánico londinense John Parkinson, S. XVI-XVII Aculeata significa espinosa debido a las espinas que posee



Quedan tres ejemplares de muestra en la parcela para que, quienes la visiten puedan reconocer la especie y no la utilicen